Enter your keyword

Baby Led Weaning

Baby Led Weaning

Baby Led Weaning

A los 6 meses todos los niños ya sean alimentados con pecho o con biberón deben iniciar la alimentación complementaria de una manera o de otra puesto que la leche de forma exclusiva ya no aporta todos los nutrientes que necesitan para seguir creciendo.

El Baby Led Weaning (BLW) es un método de alimentación autorregulada por el bebé.

Al contrario que el método más tradicional, con esa práctica los alimentos que se van incorporando son alimentos enteros, en lugar de triturados, con el tamaño y forma adecuadas para que sea el propio bebé el que los coja con sus manos y se lo lleve a la boca en función de su apetito y preferencias.

No debemos tener miedo a que el niño coma poco y se quede con ya que, como antes hemos dicho, la base de su dieta, que es la que verdaderamente le nutre, es la leche. Así que no hay que insistir en que coman; piensa que nadie mejor que nuestro bebé sabe cuánto necesita comer.

 

REQUISITOS PARA PODER COMENZAR CON EL BABY-LED WEANING

– Sentarse y mantener la cabeza erguida

– Que tenga autonomía con sus manos y una adecuada coordinación ojos-mano-boca.

– Poder tragar alimentos sólidos

 

QUÉ ALIMENTOS INCORPORAR Y CÓMO

No hay un orden de incorporación de los alimento, lo importante es que la introducción de los nuevos alimentos se realice de forma gradual (y siempre comprobando las texturas) para así poder comprobar la tolerancia del bebé al nuevo alimento.

Alimentos a evitar:

  1. Desnatados
  2. Como máximo, 1/2 vaso de zumo/día
  3. Lácteos (excepto la leche de su dieta).
  4. Sal y alimentos salados
  5. Miel e infusiones
  6. Pez espada, tiburón, lucio, atún rojo.
  7. Platos únicos de espinaca/acelga/borraja.
  8. Tortitas de arroz/palomitas/frutos secos/caramelos

 

BENEFICIOS DEL BABY-LED WEANING

Permite que el bebé desarrolle sus mecanismos de control de la saciedad y se evita que coma en exceso, disminuyendo así la probabilidad de futuras enfermedades, como obesidad o diabetes.

No se separan los alimentos por comidas (cereales en el desayuno y en la cena, fruta en la merienda y verduras y carne/pescado en la comida), sino que el bebé tiene a su disposición casi todos los grupos de alimentos en una sola comida, igual que los niños mayores y los adultos. De este modo, se combinan y aprovechan mejor los nutrientes.

Permite incluir al niño en las comidas familiares, por lo que no sólo aprende sobre la comida y los alimentos, sino que identifica la hora de comer como un momento para charlar, relacionarse, disfrutar de la compañía del resto de la familia, etc.

Contribuye a que el bebé desarrolle las habilidades de masticación, motricidad fina y coordinación

El bebé se acostumbra a probar más variedad de alimentos y es posible que los acepte más fácilmente en el futuro.

Se estimulan los sentidos, puesto que dejamos que explore: que toque, que estruje, que lance o que huela.

En cuanto a qué alimentos ofrecerle para asegurar un buen aporte nutricional, puedes acudir a un Dietista-Nutricionista pediátrico para asesorarte adecuadamente.

En Klinik Centro médico y dental contamos con una nutricionista que te ayudará en esta nueva etapa.

 

INCONVENIENTES DEL BABY LED WEANING

No todo son ventajas, veamos cuales son las desventajas.

  1. Existe riesgo que no se alcancen sus necesidades energéticas o que presenten desequilibrios nutricionalesy nos encontremos con niños que coman mínimas porciones de verdura y/o fruta y menos aún de proteínas animales con el consiguiente riesgo de anemia por falta de hierro, escasa ganancia de peso o estancamiento en su desarrollo psicomotor.
  2. Riesgo de atragantamiento. Es un riesgo lógico y con fundamento. De hecho los padres que practiquen esta modalidad de alimentación convendría que tuvieran nociones básicas de primeros auxilios en caso de atragantamiento. Siempre hay que evitar alimentos sólidos duros, que cueste trabajo masticar o estrujar con las mandíbulas, o bien que tengan facilidad para pegarse a las paredes del esófago.

 

Consejos para no ahogarse:

  • Vigilar al bebé mientras está comiendo. No dejar nunca al bebé solo con alimentos
  • Que los alimentos que ofrezcamos sean alimentos que los bebés puedan agarrar con las manos. Asegurarse de que los alimentos ofrecidos sean más largos que el puño del niño.
  • Probar los alimentos antes de que se ofrezcan para asegurarse de que son lo suficientemente suaves como para aplastar con la lengua en el paladar y que no forman migas.
  • Asegurarse de que el bebé siempre esté sentado erguido cuando esté comiendo, nunca inclinándose hacia atrás.

 

Alimentos que debemos evitar por alto riesgo de atragantamiento:

  • Verduras crudas: Zanahoria, apio, ensalada
  • Manzana cruda
  • Los cítricos enteros (cada segmento debe ser pelado)
  • Patatas de bolsa, galletas de arroz o de maíz.
  • Frutos secos o frutos desecados (pasas, arándanos)
  • Cerezas, uvas, cherry, maíz, guisantes
  • Caramelos y cualquier alimento duro que no sean capaces de aplastar con la lengua y el paladar.

 

Observad a vuestro hijo como interacciona con la comida, no tengáis prisa, respetad su madurez y necesidades y afrontad la hora de comer como algo divertido y relajado.