Enter your keyword

ENCÍAS Y PERIODONTITIS II

ENCÍAS Y PERIODONTITIS II

ENCÍAS Y PERIODONTITIS II

La enfermedad periodontal O periodontitis está causada por colonias de bacterias patógenas que viven bajo la encía y que se acumulan formando la placa bacteriana alrededor de los dientes, por tanto se relaciona directamente con la higiene bucal diaria.

Como comentamos en un POST anterior, existen varios FACTORES QUE ESTÁN RELACIONADOS CON LA APARICIÓN Y DESARROLLO de la enfermedad periodontal como son ciertas enfermedades (diabetes, VIH, etc) y algunos fármacos (esteroides, antiepilépticos, los fármacos de las terapias contra el cáncer, ciertos bloqueadores de los canales de calcio y los anticonceptivos orales).

  • Hábitos como el tabaquismo y el consumo de drogas, los cambios hormonales durante el embarazo y la menopausia, el estrés, el bruxismo, la mala alimentación y la predisposición genética están ya más que demostrados como factores de riesgo.
  • El apiñamiento dental es otro factor de riesgo, ya que dificulta una higiene oral adecuada, y los gérmenes prosperan en los recovecos donde el cepillo no puede llegar.
  • Una mordida inadecuada o maloclusión  también predispone al desarrollo de la enfermedad, ya que provoca una sobrecarga o trauma oclusal en determinados dientes, que se ven afectados en mayor grado por la infección.
  • Con la edad también aumenta el porcentaje de personas que padecen periodontitis, posiblemente, por el deterioro de los mecanismos de defensa, y porque los gérmenes han tenido más tiempo para actuar que en un paciente joven.

Aunque en algunos casos podemos detectar nosotros mismos signos como inflamación y sangrado en nuestras encías, halitosis, etc, es posible padecer la enfermedad de las encías y no presentar síntomas de alerta. Este es uno de los motivos por los que las revisiones dentales y los exámenes periodontales habituales son muy importantes. Los tipos de tratamiento dependen de hasta qué punto haya avanzado la afección.

 

Para prevenir la enfermedad periodontal y para mantenerla controlada, es indispensable eliminar la placa dental de dientes y encías diariamente, tanto con el cepillado como con algún instrumento de higiene interdental (hilo de seda, cepillo interproximal, irrigadores).

Además de una buena higiene oral diaria en su domicilio es preciso una visita periódica al dentista para eliminar aquellos focos bacterianos que no hemos podido eliminar nosotros.

Y es que es muy difícil realizar uno mismo la completa eliminación de placa dental, ya que la suciedad no sólo se acumula sobre los dientes, sino que también lo hace entre la encía y los dientes.

Aunque nuestra higiene oral sea exquisita, necesitaremos la ayuda de un profesional para eliminar los acúmulos de placa que se vayan depositando a lo largo de las semanas.

Se ha demostrado que la combinación de una correcta higiene bucal diaria junto a una visita periódica al dentista es de gran eficacia para MANTENER LA SALUD BUCOENTAL.

 

Un CORRECTO DIAGNÓSTICO será crucial para una buena planificación del tratamiento en cada paciente.

En KLINIK contamos con un periodoncista exclusivo que durante la exploración le hará preguntas sobre su historia médica para determinar si existen factores de riesgo que quizás influyan en la enfermedad de las encías.

  • Le examinará las encías para ver si hay alguna señal de inflamación.
  • También le realizará un sondaje periodontal para determinar si hay bolsas periodontales y medirlas. En una boca sana, la profundidad de estas bolsas es de entre 1 y 3 milímetros. Es una  prueba que no causa dolor. Todo ello queda anotado en un  periodontograma, un registro que sirve para valorar la evolución de la enfermedad.
  • Si valora que puede haber pérdida de hueso, le hará una radiografía o un scanner de los maxilares para poder ver hasta dónde está afectado.
  • Hay pacientes en los que será necesario tomar muestras de saliva para enviar al laboratorio, donde nos harán un  estudio de los patógenos concretos que están implicados en cada paciente y un estudio de predisposición genética a la enfermedad.

 

Tras las pruebas diagnósticas y en caso de enfermedad periodontal, se pasa a una PRIMERA FASE HIGIÉNICA en la que se buscará frenar el proceso infeccioso, acabando con la inflamación, eliminando las bacterias que forman la placa bacteriana y el sarro. Esta fase higiénica comprende el uso de ultrasonido y curetas para eliminar la placa y el sarro que están adheridos a las raíces dentales, bajo la encía. Se realiza un raspado y alisado de las raíces dentales afectadas para eliminar los patógenos y lograr unas raíces lisas, limpias y sanas.

Si los resultados del laboratorio nos dicen que hay que atacar a alguna de las bacterias con antibiótico, este es el momento de empezar a tomarlo.

Esta primera fase consta de una cita de control en la que comprobaremos que el tratamiento está funcionando de forma correcta. Posteriormente se realiza la cita de reevaluación en la que se valorará el resultado final del tratamiento, es decir, si la infección está tratada y controlada.

 

Hay casos de enfermedad periodontal avanzada en los que tras la reevaluación puede ser necesaria una SEGUNDA FASE para el tratamiento de las bolsas residuales. Se trata de una fase correctiva, en la que tratamos de corregir las secuelas que ha producido la enfermedad periodontal. Podemos necesitar un abordaje quirúrgico para regenerar parte del hueso alveolar de soporte perdido, o un tratamiento con láser que disminuya la profundidad de las bolsas periodontales residuales y nos asegure una correcta limpieza de nuestras encías en el día a día.

También puede ser necesario en algunos casos la cirugía plástica periodontal o cirugía mucogingival, con el fin de conseguir una encía masticatoria fuerte y funcional que proteja a nuestros dientes de las agresiones bacterianas. Mediante estas técnicas sobre todo se tratan las recesiones gingivales que dejan expuestas al aire nuestras raíces.

Si tenemos casos claros de apiñamiento o maloclusión, puede estar indicado un tratamiento mediante ortodoncia, para corregir los factores de riesgo locales que favorecen el desarrollo de la enfermedad periodontal.

 

Por último, pasaremos a una FASE DE MANTENIMIENTO PERIODONTAL, ya que la periodontitis es una enfermedad crónica y las bacterias que la causan están presentes en la boca esperando la oportunidad de atacar de nuevo.

Esta fase está comprendida por una serie de revisiones periódicas en las que el profesional podrá detectar cualquier tipo de cambio o agudización en el avance de esta enfermedad y de esta manera, tratarlo a tiempo.

El mantenimiento periodontal trata, en definitiva, de evitar que las enfermedades periodontales se reactiven.

 

Como ya hemos dicho, además de los tratamientos periodontales en la clínica, un buen cuidado dental en casa es fundamental para tratar de evitar que la enfermedad periodontal empeore o se vuelva recurrente.

Para conseguir un resultado satisfactorio es necesario que los pacientes colaboren con nosotros siguiendo las pautas que les marque su dentista (dejar de fumar, tomar la medicación prescrita, seguir rigurosamente las pautas de higiene indicadas, etc.), ya que de ello depende totalmente el éxito de su tratamiento.

 

El objetivo de los tratamientos periodontales es:

  • Recuperar la salud de las encías: prioritario, controlando la infección.
  • Eliminar la placa bacteriana de debajo de la encía y facilitar la limpieza por parte del paciente para evitar la futura aparición de periodontitis.
  • Frenar la pérdida de hueso causada por la periodontitis.
  • Regenerar el hueso o tejido que se ha perdido a causa de la enfermedad periodontal mediante cirugía periodontal regenerativa.
  • Recuperar la estética y la salud de las encías realizando injertos de encía para cubrir las recesiones gingivales.

 

En KLINIK Centro Médico y Dental cuidamos tus encías.