Enter your keyword

ENCÍAS Y PERIODONTITIS

ENCÍAS Y PERIODONTITIS

ENCÍAS Y PERIODONTITIS

 

¿Cuál es la causa de la enfermedad de las encías?

La boca está llena de bacterias, cohabitan más de 300 especies diferentes. Se unen en grupos y forman la “placa bacteriana” adherida al diente y al surco de la encía. Es incolora, y si llega a madurar, se calcifica formando unos depósitos llamados duros y oscuros llamados “sarro”.

Aun cuando creamos que mantenemos una correcta higiene dental, la formación de sarro es habitual en lugares de la boca a los que no llegamos con el cepillo y el hilo dental.

Solamente una limpieza profesional hecha por un/a higienista dental puede eliminar el sarro.

 

Gingivitis

Algunas bacterias pueden causar una inflamación en las encías que se llama “gingivitis”. Se trata de una infección en la que las encías se enrojecen, se inflaman y sangran fácilmente. La gingivitis es una forma leve de enfermedad de las encías que, por lo general, puede curarse con el cepillado y el uso de la seda dental a diario, además de una limpieza profesional periódica que realiza un/a higienista dental. Esta forma de enfermedad periodontal no ocasiona pérdida del hueso ni del tejido que sostiene los dientes.

 

Periodontitis (coloquialmente piorrea)

Cuando la gingivitis no se trata debidamente, puede convertirse en “periodontitis”, que significa “inflamación alrededor del diente”. En la periodontitis, las bacterias penetran en el surco de la encía y forman bolsas periodontales, que son espacios de infección ocultos bajo la encía. Las toxinas de las bacterias y la respuesta natural del cuerpo contra la infección destruyen el hueso alveolar y el tejido conjuntivo que mantienen a los dientes en su lugar. Cuando la periodontitis no se trata debidamente, los huesos, las encías y los tejidos que sostienen los dientes se destruyen. Con el tiempo, en situaciones avanzadas, los dientes pueden moverse y perderse.

Se trata de un proceso infeccioso que va directamente relacionado con la higiene oral, pero hay que tener en cuenta que existen factores que lo aceleran (factores de riesgo).

 

Factores de riesgo

  • El hábito de fumar.¿Quiere otra razón para dejar de fumar? Fumar es uno de los factores de riesgo más significativos relacionados con el desarrollo de la enfermedad de las encías. Además, el hábito de fumar puede disminuir el efecto de algunos tratamientos.
  • Cambios hormonales en las niñas y mujeres.Estos cambios pueden hacer que las encías se hagan más sensibles facilitando así el desarrollo de la gingivitis.
  • Las personas con diabetes tienen un mayor riesgo de desarrollar infecciones, entre ellas, la enfermedad de las encías.
  • Otras enfermedades.Enfermedades, como el cáncer o el SIDA y sus respectivos tratamientos, también pueden perjudicar la salud de las encías.
  • Hay cientos de medicamentos tanto de receta médica como los que se pueden comprar sin receta, que pueden reducir el flujo de la saliva. La saliva sirve para proteger la boca, y si no se tiene suficiente, la boca queda susceptible a infecciones como la enfermedad de las encías. Hay algunos medicamentos que pueden hacer que el tejido de las encías crezca más de lo normal. Esto dificulta mantener las encías limpias.
  • Estrés. La ansiedad y el estrés aceleran el desarrollo de la enfermedad.
  • Genética.Algunas personas son más propensas que otras a tener un caso grave de la enfermedad de las encías.

 

¿Cómo sé si tengo enfermedad de las encías?

Los signos y síntomas de la enfermedad de las encías son:

  • Mal aliento constante
  • Encías rojas o inflamadas
  • Encías muy sensibles o que sangran
  • Dolor al masticar
  • Dientes móviles
  • Sabor desagradable
  • Dientes sensibles
  • Encías retraídas o dientes que se ven más largos de lo normal

Las encías estarán blandas, inflamadas y de color rojo púrpura. (Las encías sanas son rosadas y firmes). Los depósitos de placa y el sarro se pueden ver en la base de los dientes. En la mayoría de casos, las encías no duelen, simplemente se sienten levemente sensibles, a menos que también se presente pus a causa de una infección. En casos avanzados podemos apreciar movilidad dental.

Cualquiera de estos síntomas puede ser una señal de un problema periodontal que debe ser examinado por un dentista. En Klinik contamos con los mejores profsionales.

Es importante saber que alrededor del 85% de la población mayor de 35 años de nuestro país sufre algún tipo de enfermedad periodontal, y en la mayoría de los casos no está diagnosticada ni tratada.

 

Exploración por parte del odontólogo:

  • Le hará preguntas sobre su historia médica para determinar si hay otros problemas o factores de riesgo, tales como el hábito de fumar, que quizás influyan en la enfermedad de las encías.
  • Le examinará las encías para ver si hay alguna señal de inflamación.
  • Usará una “sonda”, que es una especie de regla muy pequeña, para determinar si hay bolsas periodontales y medirlas. En una boca sana, la profundidad de estas bolsas es de entre 1 y 3 milímetros. Normalmente esta prueba no causa dolor.
  • Le hará una radiografía o un scanner de los maxilares para saber si hay pérdida o desgaste de hueso.

 

Objetivos tratamiento de periodontitis:

  • Recuperar la salud de las encías: prioritario, controlando la infección
  • Eliminar la placa bacterianade debajo de la encía y facilitar la limpieza al paciente para evitar la futura aparición de periodontitis.
  • Frenar la pérdida de huesocausada por la periodontitis.
  • Recuperar la estética de las encías.

 

 

¿Cómo puedo mantener sanos los dientes y las encías?

  • Cepíllese los dientes mínimo dos veces al día para evitar la formación de la placa y el crecimiento bacteriano. La técnica debe ser correcta y emplear unos 2 minutos en ello.
  • Use la seda dental y cepillos interproximales regularmente para remover la placa interdental.
  • Vaya al dentista regularmente para revisiones y valoraciones. Un diagnóstico y un tratamiento precoz de la enfermedad periodontal son claves para mejorar el pronóstico de sus dientes.
  • No fume.