Enter your keyword

GUÍA DEL PODÓLOGO PARA EL CUIDADO DEL PIE DIABÉTICO

GUÍA DEL PODÓLOGO PARA EL CUIDADO DEL PIE DIABÉTICO

GUÍA DEL PODÓLOGO PARA EL CUIDADO DEL PIE DIABÉTICO

La diabetes puede causar problemas en sus pies. Un pequeño corte puede tener consecuencias serias.

La diabetes puede causar daños en los nervios, lo cual reduce la sensibilidad en los pies. La diabetes también puede reducir el flujo de sangre a los pies. Cuando esto ocurre una herida puede demorar más tiempo en sanar o bien una infección puede ser más difícil de combatir.

Es posible que usted no perciba algún objeto extraño en su zapato. Éste podría causar una herida o una infección crónica que concluya en la amputación del dedo o incluso del pie.

Para evitarlo pida consulta con IÑIGO VARONA, podólogo de KLINIK Centro Médico y Dental, y siga las siguientes indicaciones:

Revise sus pies diariamente. Asegúrese de que no tengan heridas, ampollas, enrojecimiento, hinchazón o problemas de uñas. Utilice un espejo de mano con aumento para revisar la planta de sus pies. Póngase en contacto con su médico si nota cualquier anomalía.

Lave sus pies en agua tibia (¡nunca caliente!). Mantenga los pies limpios lavándolos diariamente. Pero sólo utilice agua tibia; la temperatura que utilizaría para bañar a un bebé recién nacido.

Tenga cuidado cuando lave sus pies. Lávelos utilizando una toalla suave o una esponja. Séquelos sin frotar, dejando que la toalla absorba el agua o con suaves golpecitos con la toalla.

Humecte los pies evitando la zona entre los dedos. Utilice una crema hidratante diariamente para evitar que la piel seca cause escozor o que se agriete. Pero NO aplique crema hidratante entre los dedos porque podría causar una infección por hongos.

Corte las uñas con cuidado. Córtelas en forma recta y despunte las esquinas. No las recorte demasiado ya que eso podría causar que la uña se encarne. Finalmente si tiene alguna inquietud sobre sus uñas, consulte a su doctor.

Nunca se corte los callos ni las callosidades. No realice “cirugías de cuarto de baño” ni use almohadillas medicadas. Visite siempre a su podólogo en KLINIK.

Use medias limpias y secas. Cámbielas todos los días.

Elija bien el tipo de medias que usa. Evite las medias con elásticos apretados, ya que reducen la circulación. No use medias gruesas o abultadas (no se ajustan bien y pueden irritar la piel).

Use medias en la cama, porque que si se le enfrían los pies durante la noche, use medias. NUNCA use almohadillas eléctricas o bolsas de agua caliente.

Antes de ponerse los zapatos, sacúdalos y revíselos por dentro. Recuerde: es posible que no sienta una piedra en el zapato, por lo tanto sacúdalos antes de ponérselos.

Mantenga los pies secos y abrigados. No deje que se le mojen los pies en la nieve o en la lluvia. En invierno use medias y zapatos abrigados.

Nunca camine descalzo. ¡Ni siquiera en casa! Siempre use zapatos o pantuflas. Podría pisar algo que lo lastime o corte.

Controle su diabetes. Mantenga bajo control sus niveles de azúcar en la sangre.

No fume. Fumar restringe la circulación de la sangre a los pies.

Consulte a su podiatra o a su podólogo periódicamente. Por consiguiente, hágase revisar regularmente los pies por un médico especialista en pie y tobillo, quien lo ayudará a prevenir las complicaciones que causa la diabetes en los pies.

 

Pida cita en KLINIK Centro Médico y Dental, llamando al 945 770 287.