Enter your keyword

TABACO Y ENFERMEDAD PERIODONTAL

TABACO Y ENFERMEDAD PERIODONTAL

TABACO Y ENFERMEDAD PERIODONTAL

La enfermedad periodontal  es una patología que afecta al periodonto, es decir, al tejido de soporte del diente. Es una patología infecciosa, causada por bacterias.

Se divide en dos grupos:

  • Gingivitis: inflamación superficial
  • Periodontitis: destrucción irreversible de los tejidos periodontales.

En la gingivitis, la acumulación de bacterias bajo la encía, organizadas en forma de placa bacteriana (ahora se denomina biofilm dental), conduce a la inflamación de los tejidos adyacentes. Siempre que haya placa bacteriana, habrá algún grado de gingivitis.

La causa primaria de la periodontitis también son las bacterias del biofilm dental. Sin embargo, para que la gingivitis progrese a periodontitis, son necesarios más factores:

  • Malos hábitos de higiene oral.
  • Factores genéticos.
  • Enfermedades sistémicas.
  • Ingesta de algunos fármacos.
  • Factores de los propios dientes.
  • Factores ambientales: estrés, alcohol, sobrepeso y, sobre todo, TABACO.

 

Los estudios han demostrado que el consumo de tabaco es uno de los factores de riesgo más importantes para el desarrollo de la enfermedad periodontal.

Los fumadores tienen el doble de riesgo de contraer enfermedades de las encías en comparación con los no fumadores y tienen cuatro veces más de probabilidades de padecer enfermedad periodontal avanzada.

Cuanta más cantidad de cigarrillos y más tiempo fuma una persona, mayor es el riesgo. De hecho, más del 64% de los fumadores sufre esta enfermedad.

Todas las formas de tabaco, ya sean cigarrillos, tabaco de liar, pipas, tabaco de mascar o incluso cigarrillos electrónicos, han demostrado el aumento del riesgo de enfermedad periodontal. Igualmente, la exposición al humo para los fumadores pasivos se ha asociado con un mayor riesgo de desarrollo patología periodontal por parte de estos últimos.

Sin embargo, sorprendentemente, los consumidores de tabaco tienen menos probabilidades de mostrar signos reveladores que induzcan a muchas personas a preocuparse por su salud oral, `por lo que suele retrasarse más el diagnóstico y el comienzo del tratamiento

Esto es debido a que fumar enmascara los signos de la enfermedad periodontal.

Los signos comunes de la enfermedad de las encías son las encías rojas e inflamadas que pueden sangrar por el cepillado o el uso del hilo dental. Sin embargo, en los fumadores, incluso con la  encía enferma, se tiende a ver un tejido más firme y sangrado menor en comparación con los no fumadores que sufren esta patología.

Esto se debe a que la nicotina provoca un estrechamiento de los vasos sanguíneos e inhibe el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos.

La cantidad reducida de oxígeno y nutrientes que llegan a los tejidos que rodean los dientes los hace más vulnerables a las infecciones y RETRASA LA CURACIÓN cuando ya están dañados.

Las últimas investigaciones han mostrado también, que los fumadores son más propensos a albergar las bacterias dañinas que causan la enfermedad periodontal y  que fumar reduce la producción de anticuerpos esenciales para combatir estas bacterias. Una disminución de la capacidad para combatir infecciones y reparar tejidos significa que la enfermedad de las encías progresa más rápidamente en los fumadores.

Se ha demostrado que el tratamiento periodontal en fumadores es MENOS EFECTIVO debido a la reducción de flujo sanguíneo en las zonas tratadas, esencial ya que la sangre transporta el oxígeno y los nutrientes tan necesarios.

Por lo tanto, podemos decir que el tabaco es uno de los principales factores de riesgo de la enfermedad periodontal y tiene una enorme influencia en el inicio, el desarrollo y en los resultados del tratamiento.

La buena noticia es que cuando se deja de consumir tabaco, el cuerpo comienza a repararse a sí mismo. A medida que pasa el tiempo, el riesgo de desarrollar una enfermedad periodontal disminuye. Los ex fumadores que se abstienen de fumar durante 11 años tenían casi las mismas probabilidades de tener periodontitis que las personas que nunca habían fumado.

Dejar de fumar puede ser difícil, pero se puede lograr, y en KLINIK Centro Médico y Dental queremos ayudarte.